El otrora corazón comercial ha sucumbido ante la aparición de plazas y “malls”

Abandonado, el centro paceño se niega a morir
centro
Ahora, el centro vive en total abandono y sus calles a ciertas horas de la noche se vuelven inseguras para los transeúntes y turistas.

La Paz, Baja California Sur.- El municipio de La Paz con los años ha cambiado su zona de recreación para las familias que allí radican; la capital del estado luego de décadas de tener su corazón económico, en la colonia centro, ahora, este, vive en total abandono y sus calles a ciertas horas de la noche se vuelven inseguras para los transeúntes y turistas.

Hace algunos años los adolescentes se reunían en el Cinema Versalles, pasaban horas en las maquinitas que se encontraban a un costado; al culminar la película, las jóvenes parejas podían bajar al café Expresso, o bien ir por un helado a la Bing, frente a la Perla de La Paz. El Dorian’s era un punto de reunión para las personas, se ponían de acuerdo en que entrada se verían; si era tiempo de calor era al interior del inmueble en el área de perfumes, pero si era invierno, bien se podía esperar en el puesto de revistas y dulces, a las afueras de Chobi’s Burguer.

Comprar los electrónicos en el Ferry, ropa en el Aguila, cruzar por el Pasaje Madero, curiosear en las tiendas chinas, cenar en el Carlos and Charlie’s, visitar la Librería Ramírez, para los vegetarianos comer en el Quinto Sol eran algunas de las muchas opciones posibles para que la comunidad paceña de entonces, pasara la tarde.

Al día de hoy, el centro de La Paz luce totalmente distinto: acabado, abandonado. La economía se ha movido hacia el sur de la ciudad. Los locales han sucumbido ante el poco flujo de personas.

Sólo los bares y “antros” han mantenido con vida, por lo menos de noche, al primer  cuadro de la ciudad.

Hoy las familias se quedan de ver en las diversas plazas comerciales repartidas a lo ancho de la zona sur de la capital de Baja California Sur. De noche, la calle 16 de septiembre luce transformada, con sexoservidoras a lo largo de sus banquetas, personas en completo estado de ebriedad en las esquinas, haciéndolas inseguras para caminar con la familia.

Los locales en los alrededores del parque jardín Velasco muestran sólo letreros gigantes de “Se Renta”, esperando alguna estrategia de parte de los gobiernos para regresar aquellos ayeres al Centro de la ciudad.

En entrevista con uno de los pocos comerciantes que le apuestan a la “zona dorada” de La Paz, señaló que “ojalá se haga algo para atraer a las familias nuevamente a recorrer estas calles. Es importante que el centro vuelva a tener actividad, muchos locales están cerrando, y algunas plazas se están abriendo a los alrededores de la ciudad; las familias solo vienen al Malecón, o en específico a alguna tienda, pero ya no pasean como antes”, lamentó.

¡Comparte!

* * *