A pesar de los 500 millones para seguridad que envía la Federación, crece la criminalidad en el Estado

Héctor Miranda