A pesar de haber calificado como “no viable” a Concordia, carece la CONANP de facultad para autorizar o prohibir proyectos

Héctor Miranda