A 6 años del asesinato de Asael la justicia no llega

Consideran sus padres

asael

A 6 años del homicidio del joven comundeño Asael Valtierra Loya su familia, insiste en su reclamo de encontrar justicia.

Puerto San Carlos, Baja California Sur.- A 6 años del homicidio del joven comundeño Asael Valtierra Loya su familia, por medio de un comunicado “insiste en su reclamo de encontrar justicia” pues considera que ésta les “ha sido negada parcialmente por parte de las autoridades encargadas de la procuración de justicia al observar  una visible desidia  para ejecutar  3 órdenes de aprehensión que se encuentran pendientes desde hace más de un año”.

La familia Valtierra Loya explicó que “desde hace más de un año, 3 órdenes de aprehensión se encuentran pendientes entre las cuales se encuentran 2 de los tres policías municipales implicados en los hechos” por ello exige “proseguir, mediante el acuerdo de un triplicado, con la integración de la averiguación previa, dentro del viejo sistema de justicia penal, hasta lograr el total esclarecimiento de los hechos y  el castigo con penas máximas para cada uno de los involucrados”.

“A seis años del homicidio: 12 implicados. 3 de ellos prófugos de la justicia y 9 bajo proceso penal, seis en el Cereso de Ciudad Constitución y uno más  en el Cereso de San José del Cabo;  dos en  libertad condicionada, al reclasificarles  el juez los delitos”, señala la familia del joven Asael a hacer un recuento de cómo va el caso de homicidio que conmocionó a la sociedad comundeña.

“La Procuraduría de Justicia  ya no quiere continuar con la investigación y a más de un año de haber sido librada la orden de aprehensión no puede o no quiere encontrar a 3 de  los prófugos” lamentan los deudos quienes consideraron como “moderadamente severa”, la pena dictada por el juez a los primeros dos sentenciados quienes podrían haber alcanzado 68 años de prisión.

“Seguimos insistiendo  para  que se   aprehendan,  sean procesados   y  sentenciados con las penas máximas a todos y cada uno de los implicados en los hechos ocurridos el 31 de enero del  año 2011, en donde con el fin de robarle  el dinero que trasladaba,  nuestro hijo Asael Valtierra Loya, fue privado de su libertad, para después  asesinarlo y no conformes con dicha atrocidad,  lo incineraron dentro del vehículo pickup Dakota color blanco en el que  viajaba, en una brecha cercana al poblado Benito Juárez, lo cual dio origen en aquella fecha a la integración de la A.P. SCT/037/TUR/2011”, señala el comunicado.

“Fue mucha gente la que se involucró en la planeación, participación y ejecución de este lamentable hecho  que nos destrozó el corazón y nos cambió la vida para siempre ya que  se involucraron todos los tiradores de droga  que operaban en esta comunidad, encabezados por quien había sido el encargado de la plaza, junto con el que  dirigía la venta de droga  en ese tiempo, para pagar con el dinero robado saldar una deuda que tenían con los distribuidores , así como gentes  de Cd. Constitución que conformaban el  brazo armado de la extinta banda delictiva de los Zamudios,  quienes  invitaron  a su vez por conducto de  mandos superiores a los policías municipales de este puerto  para que les ayudaran en la operación, implementando un falso retén para retener el vehículo de nuestro hijo a la salida del pueblo para posteriormente subirle, mediante un supuesto raite,  a uno de los policías municipales de nombre Moctezuma I. Bareño Mayoral, (prófugo actualmente). Aunque ahora el suceso parezca “el pan de todos los días”, en aquel tiempo consternó no solo a nosotros como familia, sino  a  la sociedad en general, pues el repudio hacia esta “barbarie” cometida fue generalizada y desde entonces nos partió el corazón, más  no la fe para  lograr que  algún  día   la justicia alcance a todos  los criminales”.

“No estamos conformes con lo que se ha avanzado en estos largos 6 años, Todo ha ido caminando demasiado lento,  ha sido desgastante y en ocasiones hasta frustrante, por lo que consideramos que la justicia no ha sido ni “pronta, ni expedita”. Existen elementos que indican  la participación de más gente,  que  falta reunir elementos para consignar al menos a otras 4 personas más,  quienes  estuvieron directamente participando   en  los hechos; Se encontró la ojiva de la bala y posteriormente se pudo localizar el arma proveniente de una casa de empeño  logrando  establecer por parte de la Procuraduría de Justicia la identidad del propietario del arma, ligado por   parentesco con  quien es señalado como autor material, pero  a la fecha  no se ha querido profundizar y avanzar en la investigación, por tan solo mencionar un punto, dentro de otros más”, continúa.

 “A la fecha  han  sido consignados y librado 12 órdenes de aprehensión  por los delitos de homicidio con premeditación y alevosía, privación ilegal de la libertad, robo con violencia y daño agravado por medio de incendio, dentro del viejo sistema de justicia penal acusatorio,  para  presuntos responsables, de los cuales  7 se encuentran recluidos en  los CERESOs;  6 se encuentran  en el CERESO  de Cd. Constitución  y uno más en el CERESO de San José del Cabo. A otros  dos más  se les reclasificó el delito por el juez Hugo Flores Bustos, por el de “encubrimiento” y enfrentan el proceso en total  libertad; mientras que otros 3 de los indiciados  se encuentran prófugos, con una orden de aprehensión  librada por el juez segundo mixto con residencia en Cd. Constitución desde hace ya  más de un año y que  de manera “extraña” y sospechosa   la Procuraduría de Justicia en el estado no ha podido o no ha querido encontrarlos para aprehenderlos.  Entre estos prófugos  se encuentran dos de los policías municipales implicados”, lamentaron los padres del joven asesinado.

“De los 9  procesados  se encuentran recluidos en el CERESO actualmente:   Renato León Atondo (a) “El Chukero”,  Elías Gómez Gómez  (a) “El Michoacano,  Lemuel Obed León Sáenz (a) “El Bitachi”,  Jaime Lara Murillo (a) “El Vaquero”,  Oscar Fidel Angulo López, el policía municipal  Guillermo Aripez Geraldo (a) “El Negro”,  Amadeo Zamudio Chávez  (a) “El Yeyo”,  quien es señalado dentro de la averiguación previa de ser  el autor material de privar de la vida a nuestro hijo Asael Valtierra Loya. Mientras que dos de los implicados: Justo Antonio Mojardin Cazares y Guadalupe Decarely Barraza López, gozan de libertad condicionada gracias a que el juez Hugo Flores Bustos, les “reclasificó” los delitos por el de “encubrimiento”, con el fin de que alcanzaran fianza”.

“A la fecha  quedan pendientes de ejecutar 3 órdenes de aprehensión en contra de Ignacio Acosta Madrigal,  del ex comandante de la policía municipal en la delegación de Puerto San Carlos Felipe Rodríguez Higuera y del  policía municipal Moctezuma Ilhuicamina Bareño Madrigal”.

“El caso ha pasado por las manos de 4 procuradores,  6 subprocuradores y  7 agentes del ministerio público de homicidio doloso. Así como por 5 jueces  y  después de 6  años apenas hace dos semanas que fueron sentenciados los dos primeros implicados Renato León Atondo “El Chukero” y Elias Gómez Gómez “El Michoacano”, a quienes en la suma de las sentencias por cada uno de los 4 delitos, se les dictó una pena de 53 años 3 meses, la cual consideramos como una penalidad  moderadamente severa, ya que de acuerdo con la opinión del Lic. Hansen Velazquez Meza, señala que de acuerdo con  el  Código Penal  anterior  existen elementos de prueba suficientes para haberlos condenado a las penas máximas por cada uno de los delitos, con lo cual  podrían haber alcanzado una pena máxima de hasta 68 años de prisión, con lo cual no le devuelven la vida a nuestro hijo, pero cuando menos que se les castigue de manera ejemplar”, concluyeron Jesús Valtierra García y Guadalupe Loya Higuera.


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.