2012: Justicia a medias
resumen bcs 2012
Baja California Sur (BCS) no es el mismo estado que hace veinte años y, hoy por hoy, la historia se cuenta día con día y minuto a minuto, por lo que los acontecimientos ocurridos se aglutinan.

La Paz, Baja California Sur.- Tanto a nivel internacional como nacional, 2012 fue un periodo de cambios abruptos, inicio y final de numerosos ciclos. El mundo no se acabó y nuestras decisiones seguirán con nosotros durante el año que viene. Baja California Sur (BCS) no es el mismo estado que hace veinte años y, hoy por hoy, la historia se cuenta día con día y minuto a minuto, por lo que los acontecimientos ocurridos se aglutinan. Sin embargo, aun cuando fue un año de actividad constante, es posible identificar su tendencia y la fuente de sus hechos. Sin duda, 2012 fue un año político.

Bajo este precepto, es preciso iniciar con la historia del exgobernador de la entidad, Narciso Agúndez Montaño, quien fue aprehendido, junto a su último secretario general de gobierno, Alfredo Porras Domínguez, el pasado 24 de mayo en Nuevo León “por el  delito de Peculado en Agravio de la Administración Pública”, tras una pesquisa iniciada por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE). Antes que él cayeron Luis Armando Díaz, Héctor “Pipi” Ibarra, Guillermo Jáuregui Moreno y Antonio Alcántar. La detención del exmandatario, en aquel tiempo perredista, fue señalada por distintas voces como una acción netamente política de parte de la administración de su, también ex, amigo Marcos Covarrubias Villaseñor, hoy gobernador de BCS.

A Agúndez Montaño se le concedió el amparo federal 477/2012 en el mes de julio, luego de que el juez Francisco Silva considerara como no acreditado el delito de peculado que se le imputaba. Cinco meses después, el Juez Segundo de Primera Instancia del Ramo Penal de La Paz, Sergio Aguilar Navarro, reclasificaría el delito y le otorgaría libertad bajo caución a Narciso Agúndez y a Porras Domínguez, con una fianza de poco más 31 mil pesos. El titular de la PGJE, Gamil Abelardo Arreola Leal, consideró “irrisoria” y “ridícula” la determinación del juez, por lo que se inconformó con su decisión e interpuso una demanda en su contra. Aguilar Navarro dejó su cargo y el caso continúa en el tintero.

Así también, todo indica, para 2013 le esperan a la administración de Covarrubias Villaseñor tantas protestas y manifestaciones como lo hubo en 2012. En este sentido, quizá la manifestación más relevante fue la de los colonos de La Pasión, quienes en verano se plantaron frente a las puertas principales del Palacio de Gobierno durante 38 días, además de realizar continuas marchas por distintas vías de la ciudad, solicitando al gobernador la regularización de sus tierras.

También se les vio manifestarse, en diversas ocasiones, a trabajadores de los Colegios de Bachilleres (COBACH) pues sus pagos quincenales se vieron retrasados, así como sus prestaciones de fin de año. Lo mismo hicieron transportistas cabeños que denunciaron falta de interés del gobierno para resolver el laberinto burocrático que los mantiene sin licencia, así como ganaderos del municipio de La Paz dejaron ver que lo mismo ocurre en su caso, pues la administración Covarrubias no ha logrado estandarizar procedimientos de control de sanidad, lo que produce trabas administrativas que evitan el flujo de productos alimenticios regionales.

Convirtiéndose en costumbre, nos encontramos también con protestas de particulares que claman  por justicia ante delitos cometidos por servidores públicos o ante inconformidades acontecidas en procesos judiciales sostenidos en contra de miembros de su familia, tal es el caso de los policías municipales que hirieron a un miembro de la Armada de México, las protestas a favor de Daniel José Sánchez Ávila, acusado de asesinar al joven abogado Jonathan Hernández Ascencio, o las manifestaciones del pueblo de Pescadero luego de que el empresario local Eduardo Anselmo Cota Salgado, alias “El Guayo”, asesinara a un joven llamado Hugo Avilés y la justicia sudcaliforniana negociara su detención.

Siguiendo la línea de lo político, en 2012 inició un pleito que aún no llega a su fin entre la Administración Portuaria Integral (API) del estado y la naviera Baja Ferries. Por un lado, la API insiste en que la empresa ha dejado de pagar al estado el impuesto por concepto de Acceso a Terminal Portuaria (ATP), por otra parte, Baja Ferries asegura que el cobro de ATP es ilegal y se ha hecho de aliados políticos, sobre todo del Partido Revolucionario Institucional (PRI), quienes sostienen el dicho de la empresa.

Por supuesto, el tema electoral también fue noticia. En el estado, los remanentes del Movimiento Yo Soy 132 no se hicieron esperar y las manifestaciones en contra del entonces candidato priísta a la presidencia de la república, Enrique Peña Nieto, cerraron calles y unieron a tantos grupos como a los que dividieron y, después de la derrota de Andrés Manuel López Obrador, los grupos de protesta volvieron el 1 de diciembre, esta vez manifestándose en paños menores, aunque causando el mismo efecto que las veces anteriores.

Y en el tema ecológico, el impacto de los movimientos que se dieron en BCS tuvieron repercusión nacional, al grado que Felipe Calderón Hinojosa, a horas de dejar la silla presidencial, retiró la autorización otorgada a la desarrolladora inmobiliaria Hansa Urbana para realizar un complejo turístico en Cabo Pulmo y decretó Área Natural Protegida la playa Balandra.

Igualmente, las rencillas entre la parte de la sociedad civil que está a favor de la entrada de proyectos mineros al municipio de La Paz y la parte que está en contra se hizo notoria. Las empresas interesadas llevaron su propuesta a la consulta pública sin éxito y recibieron escupitajos y cubetazos de pintura.

También fue un año de escándalos en redes sociales. Primero, el secretario estatal de turismo, Rubén Reachi Lugo, se exhibió a través de facebook mostrando que aprovechaba el viaje a la FITUR de España para escaparse al partido de soccer entre el Barcelona y el Real Madrid; luego Sofía Covarrubias, una de las hijas del gobernador, llamó “indios” a quienes se “emocionan” por visitar plazas comerciales, lo que causó un revuelo entre los twitteros sudcalifornianos; después le tocaría el turno al regidor priísta Javier Martínez González, quien, en medio de una crisis económica en su Ayuntamiento, la cual ha impedido que hasta el día de hoy se les pague el aguinaldo a todos sus empleados, publicó fotografías de sus estancia en Cuba, donde decía disfrutar del clima y confesaba no querer regresar a su ciudad; y por si fuera poco con la metida de pata de la joven Sofía, después vendría su mamá, María Helena Hernández Lezama, a hacer más escándalos durante las olimpiadas, pues, además de publicarlo en su muro de facebook, la primera dama del estado apareció en medios nacionales con sus hijas disfrutando de un partido de futbol de la selección mexicana en Londres, lo que indignó a la población considerando que la situación del estado no es para derroches; finalmente, la alcaldesa de La Paz, Esthela de Jesús Ponce Beltrán, desmentiría la existencia de su muro de facebook luego de dos años de encontrarse en uso, esto después de defenderse de comentarios ofensivos en su contra. La administración Ponce negó que dicha cuenta fuese controlada por ellos y dieron por cerrado el caso.

¡Comparte!

* * *