“Que se empape del caso”, pide el padre de Jonathan al gobernador electo
El caso Hernández Ascencio inició la serie de acontecimientos que evidenciaron por completo el grosero grado de corrupción que impera tanto en el gobierno del estado, como en los órganos legislativos y judiciales, siendo estos últimos reconocidos por sus representantes, quienes continuamente aparecen en periódicos con encabezados que de manera invariable tienen que ver con el narcotráfico.
El caso Hernández Ascencio inició la serie de acontecimientos que evidenciaron por completo el grosero grado de corrupción que impera tanto en el gobierno del estado, como en los órganos legislativos y judiciales, siendo estos últimos reconocidos por sus representantes, quienes continuamente aparecen en periódicos con encabezados que de manera invariable tienen que ver con el narcotráfico.

Este 4 de marzo se cumple un año desde la muerte de Jonathan Hernández Ascencio, su padre, Daniel Hernández Aguirre, objeta que hasta el día de hoy no se ha dado una reconstrucción de hechos, no se han interrogado testigos, quienes se encuentran detenidos no han sido consignados y el ex procurador de justicia, Francisco González Rubio, no es considerado cómplice.

El caso Hernández Ascencio inició la serie de acontecimientos que evidenciaron por completo el grosero grado de corrupción que impera tanto en el gobierno del estado, como en los órganos legislativos y judiciales, siendo estos últimos reconocidos por sus representantes, quienes continuamente aparecen en periódicos con encabezados que de manera invariable tienen que ver con el narcotráfico.

En el caso Jonathan se exhibe el poder opresor y desvergonzado, pues, como se sabe a voces y se lo han hecho saber en muchísimas ocasiones al señor Hernández Aguirre -desde que el cuerpo de su hijo aún se encontraba en la acera- en el asesinato están implicados tres jóvenes muy particulares, el hijo de Arturo Flores, diputado por el primer distrito; el hijo de “Tony” Agúndez, actual alcalde de Los Cabos y hermano del gobernador Narciso; y uno de los hijos del propio gobernador; según expresa Daniel Hernández que se lo han comentado, mas los testigos que aseguran estas duras declaraciones temen por sus vidas, así que no hablan. Daniel Hernández Aguirre afirma que tampoco se ha integrado al caso “El Máquina”, quien aparece en declaraciones de algunos detenidos. 

El padre del joven le pide ahora al nuevo gobernador electo, Marcos Covarrubias Villaseñor, que integre de nuevo el caso, llame a comparecer testigos, reconstruya los hechos y se empape del asunto, pues en campaña Covarrubias Villaseñor dijo desconocer del caso, cuando lo saben hasta los más pequeños de nuestras casas.

Finalmente, Hernández Aguirre anunció que el día en que tome posesión Marcos Covarrubias estará presente él con toda su familia y un cúmulo de personas que ya se han puesto de acuerdo, aclara que no se trata de una guerra, que proceden de manera siempre pacífica, aunque les recuerda a los funcionarios que “no se olviden que el pueblo los puso, y así como los puso los puede quitar”. Convoca a todo el estado a que se unan en una causa común que va más allá de esclarecer la muerte de su hijo, pues “nadie está exento”, añade, reiterando que sigue haciendo responsables a las autoridades y al gobierno actual por cualquier cosa que le suceda a su familia o a él.

http://www.youtube.com/watch?v=IvR5Vf0qxgE

¡Comparte!

* * *