“Descomposición familiar”, la causa de hechos violentos protagonizados por menores
Ángel César Amador Soto, titular de la Dirección General de Seguridad Pública, Policía Preventiva y Tránsito Municipal de La Paz.
Ángel César Amador Soto, titular de la Dirección General de Seguridad Pública, Policía Preventiva y Tránsito Municipal de La Paz.

Luego del terrible secuestro y asesinato del comerciante Gabriel López Sandoval, torturado, asfixiado y después lapidado, donde los involucrados resultaron ser tres menores de edad, dos de las cabezas de la policía municipal hablan al respecto, indicando que el mayor trabajo fue realizado por su corporación, además de señalar que el creciente incremento de drogadicción en la ciudad y la delicada situación actual del núcleo familiar, son las principales causas de estos hechos que califican de “aislados”.

La policía municipal realizó un gran trabajo, pues en cinco horas esclarecieron el crimen, asegura David Castro Castro, director operativo de Seguridad Pública, Policía Preventiva y Tránsito Municipal. Es verdad que el caso fue resuelto de manera pronta gracias la madre de uno de los menores, quien responsablemente y armada de valor, llevó a su propio hijo a declarar el delito cometido, quien aseguró “que habían matado al señor”, explica  Castro Castro. “Fuimos al lugar donde lo enterraron. Nos faltaba un vehículo, ayudamos a detener a las otras dos personas, otros dos menores, y nos fuimos hasta donde habían dejado el vehículo, que es en Rosales y Obregón. Dejamos personal de nosotros, para que no se ensuciara la escena del crimen (…) el trabajo fue, en sí, de nosotros”.

Respecto a las drogas, el director operativo de Seguridad Pública comentó que “día a día la drogadicción va subiendo en la ciudad (…) los chavalillos estos son personas humildes, que se drogan y tienen que buscar cómo seguirse drogando”. Igualmente, aseguró que gracias al tiempo de servicio y a la preparación, este tipo de escenarios resultan manejables para ellos. “A nosotros nos da igual ver un herido o un muerto o, a veces, llegamos bien o no llegamos”.

En cambio, el General Ángel César Amador Soto, titular de la Dirección General de Seguridad Pública, Policía Preventiva y Tránsito Municipal de La Paz, refuta que “siempre afecta”, sacando a colación el caso de los policías municipales asesinados recientemente en San Antonio. “Por muy fuerte que puedas ser tú o por muy curtido, siempre te afecta”.

De manera personal,  Amador Soto opina que “en la vida actual el problema es el matrimonio. En el matrimonio ahorita, el hombre y la mujer trabajan, entonces, muchas veces, los hijos se van quedando solos (…) entonces, de alguna manera, van descuidando la formación (…) se ha descuidado por parte de la familia, el núcleo familiar. Las bases que nos den a nosotros de niños, de jóvenes, en el hogar, es el cimiento del futuro ciudadano”.

¡Comparte!

* * *