¿Sesión legislativa o Kermés?

Héctor Miranda