Terrenos en Cabo San Lucas

Vuelve La Sirena a aguas sudcalifornianas

Nadará Renate en defensa de los océanos del mundo

Renate Herberger

En Baja California Sur (BCS), lamenta Renate, no apreciamos el tesoro que yace debajo del mar.

La Paz, Baja California Sur.- Renate Herberger, “la sirena”, por cuarta ocasión nadará en aguas sudcalifornianas en defensa de los océanos del mundo. Esta vez la nadadora alemana, radicada en Canadá, recorrerá el Archipiélago Espíritu Santo por su propia cuenta.

Su principal mensaje es que “sí es posible” luchar contra los oídos sordos de la ignorancia humana, el tiempo eterno de la burocracia y los ojos ciegos de los gobiernos. En su recorrido por el mundo, nadando en los principales mares de las ciudades costeras reconocidas por su riqueza marina, la sirena Herberger ha presenciado la devastación del lecho marino y se ha inmiscuido en batallas en su defensa, al grado de lograr que en países como Costa Rica, de la mano de la sociedad civil y grupos ecologistas, se prohibiera definitivamente la pesca perpetrada por barcos camaroneros, los cuales acabaron con casi la totalidad de los arrecifes del lugar.

“La meta de las travesías es la educación del público, especialmente los jóvenes en las escuelas, que conozcan la importancia de considerar más de los mares en protección. Hasta ahora tenemos menos de un porcentaje de los mares mundiales en protección permanente (sic)”.

Renate Herberger empezó su movimiento activista luego de que el sistema médico canadiense, tras una negligencia, le provocara una trombosis de consecuencias crónicas en ambas piernas. Ella demandó a la instancia de salud de aquel país y, tras esta amarga experiencia, se prometió no dejar de exigir justicia. El padecimiento que le provocaran los médicos la mantiene usando medias especiales, las cuales sólo puede dejar de vestir cuando se encuentra bajo la presión del agua. Esto invitó a la nadadora a pasar más tiempo en el mar, hasta enamorarse definitivamente de él y emprender esta campaña a favor del océano.

“Yo me siento como una embajadora del mar. En el mar estoy bien. Como las sirenas de los cuentos, las sirenas no están bien en la tierra, pero en el momento que tocan el mar… así soy yo. En el mar me siento bien, me siento bienvenida, nunca me siento sola. Me encantan los tiburones y cualquier animal, con la excepción de aguamalas, esas no me gustan tanto, porque pican y duele”.

En Baja California Sur (BCS), lamenta Renate, no apreciamos el tesoro que yace debajo del mar: “los arrecifes de coral más grandes del mundo”, y autoridades como la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) no destinan a más de once personas, dice, al cuidado de las aguas sudcalifornianas, las más grandiosas del orbe. Así, el nuevo sueño de la nadadora, es lograr que todo el Mar de Cortés sea considerado zona prioritaria para su conservación y patrimonio natural de la humanidad, además de crear conciencia sobre el cuidado de las aguas y el grave estado de contaminación en el que se encuentran, donde las sopas tóxicas, también conocidas como “trash vortex”, crecen día a día, hasta tomar el tamaño de países enteros.

“No importa que leyes tienen si no hay alguien que vigila. Once personas es ridículo. Un funcionario de FONMAR me dijo, no voy a mencionar su nombre, que en todo el mes de noviembre no hubo ni una sola salida de control de vigilancia. Nadie está vigilando. Yo, que he visto en esta travesía durante dieciséis días que ni una sola vez hay alguna vigilancia. Para mí eso es una vergüenza, tienen tesoros aquí de los que el resto del mundo está celosísimo, y no los cuidan, no meten el dinero porque los funcionarios están en sus mesas, en sus oficinas, pero si no están en el mar la gente no respeta. Los pescadores, si no hay alguien que los controle, toman lo que quieren. Lamentablemente no son necesariamente la gente más ética del mundo, pero lo que falta es educación. La educación”.

Herberger realizará diversos viajes durante su estancia en el estado. Este 3 de diciembre partirá a las primeras horas del día desde El Manglito, para nadar en las islas de Espíritu Santo y regresar a tierra hasta el domingo 8 de diciembre. Sus viajes a nado, donde es acompañada por una embarcación y un grupo de ayudantes, tienen un costo promedio de 150 dólares diarios, tomando en cuenta gasolina para las embarcaciones, el sueldo del capitán y la comida de todos los tripulantes. “Aunque me quede sin casa voy a continuar, el mar es un patrimonio más importante”, dice la sirena, mostrando que financiar esta lucha le ha salido muy caro, pues los gobiernos la han apoyado mucho menos que la iniciativa privada o las buenas personas a las que les toca el corazón. De esta manera, espera que durante su estancia en el estado alguien la contacte para hacer equipo y disminuir su carga, la cual lleva con mucho orgullo y honradez, aunque es imposible sostenerla demasiado tiempo. Su correo electrónico es renatemermaid@gmail.com, su número de teléfono es el 624 100 8558 y espera ser contactada.


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.