Tendrá El Chepo “mano dura” con el Tri

La amabilidad con el público es otro aspecto que ya marcó el “Chepo”, pues pretende que los integrantes del Tri sean accesibles a las peticiones de saludos, autógrafos y fotografías que les soliciten los aficionados, y el propio entrenador es quien ha puesto el ejemplo atendiendo amablemente a la gente que se le acerca.

La amabilidad con el público es otro aspecto que ya marcó el “Chepo”, pues pretende que los integrantes del Tri sean accesibles a las peticiones de saludos, autógrafos y fotografías que les soliciten los aficionados, y el propio entrenador es quien ha puesto el ejemplo atendiendo amablemente a la gente que se le acerca.

Desde que tomó el mando de la Selección Mexicana, José Manuel de la Torre tenía bien claro que uno de los lineamientos que debía imperar bajo su gestión era el de la disciplina. Y justo en ese sentido es donde el estratega nacional ha puesto énfasis y ahora que están todos los europeos y líderes del equipo, ya se los hizo saber de manera directa.

Así es que desde ahora los integrantes del Tricolor con mayor experiencia, y que en septiembre pasado se vieron involucrados en un escándalo por armar una fiesta en el hotel de concentración en Monterrey después de un partido ante Colombia, ya deben sujetarse a las nuevas reglas impuestas por el Cuerpo Técnico.

En este viaje a Estados Unidos que implica la estancia de 10 días alternándose las sedes de San Diego y San Francisco, California, para los encuentros de preparación contra Paraguay y Venezuela, el plantel mexicano debe someterse a estricta vigilancia en los hoteles de concentración.

Antes que nada están el buen comportamiento y la puntualidad. El “Chepo” pidió que todos los seleccionados se presenten a los llamados para tomar alimentos, charlas técnicas y traslados a entrenamientos en los horarios estipulados, porque de lo contrario serán acreedores a una multa.

Lo mismo ocurre si los jugadores se quedan afuera de sus habitaciones cuando deben estar descansando, porque tienen prohibido permanecer en las áreas comunes de los hoteles y mucho menos pueden salir de la concentración, a menos que De la Torre les indique que pueden distraerse o ir de compras, como el pasado martes cuando les dio cuatro horas libres para visitar las tiendas que quisieran.

En ese caso también deben respetar 100 por ciento la puntualidad porque a algunos elementos como Aldo de Nigris, Sinha, Ricardo Osorio y Efraín Juárez los dejó el autobús.

Las horas marcadas para alimentos son: desayuno a las 08:00; comida a las 14:00; y cena a las 20:00, y saliendo de ahí todos tienen que retirarse a sus cuartos.

La amabilidad con el público es otro aspecto que ya marcó el “Chepo”, pues pretende que los integrantes del Tri sean accesibles a las peticiones de saludos, autógrafos y fotografías que les soliciten los aficionados, y el propio entrenador es quien ha puesto el ejemplo atendiendo amablemente a la gente que se le acerca.

Eso sí, el contacto con la afición es controlado, pues nadie que no esté hospedado en los hoteles de la Selección puede entrar y cuando los jugadores van camino a sus habitaciones nadie puede pasar hacia ese sector aunque sean huéspedes.

Entonces, desde las puertas de los hoteles es donde los seguidores del Tricolor hacen guardia para esperar el paso de los jugadores y el estratega, para cumplir su sueño de ver de cerca y saludar a su ídolos.

Únicamente quienes se hospedan en el mismo lugar que la Selección pueden acercarse a los jugadores cuando éstos pasan por el lobby hacia el restaurante, y de regreso.

También tienen prohibido dar entrevistas en la concentración, por eso es que ningún medio de comunicación puede grabar ni tomar fotografías al interior de los hoteles, todo tiene que ser de la puerta hacia fuera. Y cuidado con que alguien intente entrevistar o tomar imágenes porque es amenazado ser expulsado del lugar por el cuerpo de seguridad del sitio.

Y para que nadie pueda escaparse de la concentración por las noches ni meter a personas ajenas al equipo, los seleccionados son ubicados en un área de los hoteles donde siempre deban pasar por la recepción, y así estén a la vista si es que quieren darse una vuelta en horarios no permitidos.

Esas son las disposiciones del “Chepo”, quien quiere tener bien controlados a los jugadores para que no se repitan situaciones escandalosas como lo ocurrido en Monterrey el año pasado.


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.