Murió por masturbarse 42 veces

En una noche

masturbadas

El chico quedó tirado sin vida en un colchón que tenía en su desordenado dormitorio.
La tragedia conmocionó a los residentes de Rubiataba en el interior de Goiás, en Brasil.

Brasil.- Un joven de 16 años murió por masturbarse 42 veces seguidas.Según los informes de las autoridades el muchacho había comenzado alrededor de la medianoche y se pasó toda la noche y madrugada haciendo secuencias de masturbación sin descansar, terminaba uno y empezaba otro.

La madre del adolescente sospechaba la compulsión de su hijo: “era cada hora igual el resultado siempre lo hacía. Yo ya había establecido llevarlo al médico, porque lo que hacía no era normal”, dijo la madre del joven.

En la escuela donde el adolescente asistía, los compañeros le hicieron un homenaje. Una de sus compañeras en una conversación dijo que el joven era tan compulsivo que siempre les pedía que en la madrugada se conectaran a la cámara de la computadora para que lo observaran.

En la computadora personal del muchacho se encontraron cerca de 1 millón de videos eróticos y 600 mil fotografías de mujeres desnudas y con poca ropa.

El joven al parecer tenía quemaduras de tercer grado en sus manos luego de la maratónica acción.

Según cuentan sus amigos del barrio, le gustaba todo tipo de mujeres, las veía y se enfermaba.

“Gordas, flacas, altas, bajitas, estudiadas, desempleadas, de color o blancas, todas eran de su agrado lo que hacía que le dieran ganas de masturbarse. Apenas veía una mujer se ponía como loco, eran su debilidad, a todas les quería hacer el amor y pasar largas horas en la intimidad”, agregaron sus compañeros.

Para las autoridades de salud, la masturbación en los hombres es normal a cualquier edad, lo que no es normal es la cantidad de veces que en su mayoría obedece a los estímulos que deja ver pornografía.


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.