Radaid: ideas de un lado, conceptos de otro, instrumentos de otro lado

La agrupación jalisciense tiene fans en la ciudad desde que pisó hace dos años La Paz en las fiestas de su fundación.

La agrupación jalisciense tiene fans en la ciudad desde que pisó hace dos años La Paz en las fiestas de su fundación.

“La música empieza a cambiar y está interconectada con todas las cosas del mundo y es lo que tenemos con Radaid: ideas de un lado, conceptos de otro, instrumentos de otro lado”, explica Emmanuel Macías, violinista de la banda mexicana Radaid –los protegidos del sol-, quienes ofrecieron un concierto el pasado martes 1 de noviembre, celebrando el Día de Muertos en la explanada del Teatro de la Ciudad y los cumpleaños de los fundadores de la banda, Saúl Ledesma “El muerto” y el propio Emmanuel Macías. La agrupación jalisciense tiene fans en la ciudad desde que pisó hace dos años La Paz en las fiestas de su fundación.

Macías comentó, en exclusiva para este medio, que el fenómeno de la globalización ha influido en el cambio del punto de vista de la población mundial, entre otras cosas frente a la creación, motivo que los impulsa inconscientemente a explorar en distintos idiomas para encontrar la alquimia perfecta y transmitir lo que desean, así como con escalas que rompen con la costumbre occidental y ritmos que buscan el origen del alma.

Situados en este punto, Darko Palacios, a cargo de la batería y percusiones, se adentró en el tema y concluyó que actualmente depende del músico, a nivel personal, lograr un desarrollo artístico importante, pues los medios están puestos para que ocurra y se puede decir adiós a las disqueras, el dinero se gana de las presentaciones en vivo, del trabajo en el escenario, de la venta de productos especiales para las empresas e industrias creativas, volviendo tal vez a la tradición del artista itinerante. “Sólo agarran lo mismo de siempre, lo que ya saben que va a vender, y lo atascan”, detalló Emmanuel sobre las disqueras.

Asimismo, Macías habló abiertamente del camino a seguir de las bandas nacionales –principalmente del área metropolitana-, según su perspectiva, si buscan brillar. “Lo primero es estar comprometido con la música que te gusta y esperar que van a llegar muchos fregadazos y que te va a costar mucho trabajo y que se te van a salir miembros de la banda, que no vas a aguantar algunas veces, eso es lo primero para lo que debes estar preparado […] lo segundo es entender a tu público, porque muchas veces somos bandas que ‘no, es que yo hablo desde el corazón’ y todo, y la verdad es que la gente no te está entendiendo en realidad, la gente no va a tus conciertos. Tienes que hacer que la gente vaya a tus conciertos, y no es venderse […] la otra es meterse a la red lo más que puedas. Empezar a buscar festivales y empezar a hacer llamadas, ‘tengo este proyecto’, tratar de autodefinirse de alguna forma, porque a veces esperamos a que llegue el productor y eso no existe y en México menos, si no estás en Estados Unidos no existe esa estructura, tendrías que irte al D.F., y la verdad está de súper flojera, todo está centralizado […] la cosa es aferrarse, ‘a chingale’, dicen”.

México es un país de mezclas, “México es el nuevo hombre”, ponderan y prestidigitan, indicando que “la tecnología ha ayudado mucho a que expandamos nuestra conciencia, nuestra forma de percibir el mundo”, ayudándonos a escuchar experiencias intrínsecas, la búsqueda de lo que ya habita en nuestra sangre.

Finalmente, y remitidos por el entrevistador a un tema que causa cansancio pero que persiste como sequía, se habló de la violencia en México y cómo afecta a la población, a la cultura y el arte. Aceptan, pues sería falso no hacerlo, que existe un grave problema de violencia en el país, mas advierten que la percepción y la canalización de la mala información es cosa también de temer. Luego de diez conciertos en Chihuahua, tocando en Ciudad Juárez ante 7,000 personas, pueden constatar que el método es combatir saliendo a la calle, cuidándose sí, pero saliendo, con cultura y arte. “Yo lo único que le digo a la gente es ‘ten cuidado con lo que ves y ten cuidado a quien le crees’”, advirtió Darko.

Vivimos en un sitio multicultural y polifacético donde se debe pensar más allá de luchar fuego contra fuego, más allá de alimentar las calles hambrientas con armas, debemos escuchar orquestas en las escuelas, asistir a concursos de talento y no de belleza, “olvidarnos de Telivisa, recordar que hay muchas más cosas […] es increíble que una empresa como Televisa haga Iniciativa México y después veas a Laura en América. Eso es lo que te meten en la cabeza […] ya tenemos que alzar la voz para decir qué es lo que necesitamos y no nada más quedarnos calladitos […] nadie puede ser feliz si no conoce las cosas que lo pueden hacer feliz”.


* * *


2 Responses to Radaid: ideas de un lado, conceptos de otro, instrumentos de otro lado

  1. H.D. 06/11/2011 en 10:30 PM

    HUY QUE NOTA TAN MALA!!,..

  2. Jonás 07/11/2011 en 7:22 PM

    Muy buen grupo pero el concierto ofrecido en la paz deja mucho qué desear y no por ellos, sino por la pésima organización.
    El escenario estaba muy mal ubicado y el sonido tubo múltiples fallas en casi cada canción, es una lástima que grupos de esta talla se vea opacado por detalles de organización.

Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.