La noche de Jenni Rivera

El pasado sábado, la Diva de la Banda se presentó en el Estadio Arturo C. Nahl, donde por más de dos horas interpretó todos sus éxitos, y divirtió a los presentes

El pasado sábado, la Diva de la Banda se presentó en el Estadio Arturo C. Nahl, donde por más de dos horas interpretó todos sus éxitos, y divirtió a los presentes.

El pasado sábado, la Diva de la Banda se presentó en el Estadio Arturo C. Nahl, donde por más de dos horas interpretó todos sus éxitos, y divirtió a los presentes.

El boletaje no se agotó, a excepción de la zona VIP Platino; sin embargo, la presentación contó con buena asistencia, misma que continuó incrementándose durante toda la noche.

Los presentes, ansiosos esperaron hasta la 1:20 de la madrugada del domingo, hora en que Jenni apareció en el escenario.

No faltó el animador improvisado que entretuvo a las gradas, mientras se movía al ritmo de la música, con una serie de pasos sacados de la manga. En el escenario, Chuy y su Supremo Norte, Mario Castro y Memo Lugo, amenizaron el evento mientras llegaba el momento de ver a Rivera.

Poco después de la 1 a.m., se apagaron todas las luces, era el momento de ver a la artista estelar de la noche; la ovación no se hizo esperar, celulares arriba ante la ausencia de veladoras, la Banda sinaloense “La Divina” comenzó a tocar, y Jenni a cantar.

La Gran Señora interactuó con el público en múltiples ocasiones, “voy a hacer todo lo posible para que cuando Jenni Rivera vuelva a La Paz, ustedes digan: hay que ir a verla. Nuestro trabajo es que les guste”, comentó.

Iniciado el concierto, la intérprete aprovechó la ocasión para tomar un vaso de cerveza, ante la petición del público que gritaba ¡Fondo, fondo!, Jenni decidió complacer a sus fanáticos tomándose todo el vaso en un momento. “Hasta la semilla me tragué”, dijo.

Rivera preguntó al público: “¿saben cuáles son los mejores hombres?”, a lo que ella misma respondió: “Los borrachos… porque así no ven las cosas como son, las ven más buenas”, y remató diciendo: “si quieren que su viejo las vea más buenas, si quieren sentirse siempre bellas, emborráchenlos”.

Tras bambalinas se encontraba el pelotero Esteban Loaiza, pareja de la cantante, quien luego de que Jenni se lo solicitara, subió al escenario para saludar al auditorio y posar para la fotografía.

Jenni, entre gritos, risas y tragos, entonó éxitos como Mírame, Con tu camisa puesta, Qué me vas a dar si vuelvo, La diferencia, Se las voy a dar a otro, Culpable o inocente, entre otros; con los que satisfizo las expectativas de un público que coreó su nombre una y otra vez. Finalmente, poco antes de las 4, abandonó el escenario y rápidamente abordó una camioneta para salir del estadio, como una verdadera diva.


* * *

Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.