Un Viaje al Laberinto
laberinto
Dirigida por el maestro Ricardo Gil Pinzón, esta obra recae entre el teatro absurdo y el experimental.

San José del Cabo, Baja California Sur.- No se pierdan la oportunidad de ver la obra de teatro, Viaje al Laberinto de las Ilusiones, que se estará presentando por quinta ocasión en la Casa de la Cultura de San José del Cabo el 2 de noviembre, con una función tétricamente especial y el 17 de noviembre, en la sala experimental del Pabellón Cultural de la República en Cabo San Lucas.

Dirigida por el maestro Ricardo Gil Pinzón, esta obra recae entre el teatro absurdo y el experimental, provocando una sensación particular en cada uno de sus espectadores, dependiendo de sus vivencias personales, pues en algunos puede provocar llanto, miedo o angustia, mientras en otros risas, todo a través de un viaje en tren, metáfora del transcurso de la vida.

Pinzón narró como en su ansia por producir teatro, se le ocurrió releer el texto El Guardagujas del escritor Juan José Arreola, historia que tomó como base para desencadenar una serie de situaciones, las cuales le dieron la oportunidad de desempolvar a varios personajes que tenía guardados en el cajón, pero que no encontraban su tiempo y lugar.

Los 12 actores en escena, igual de variados en sus personajes, como en sus edades y estilos, cautivan al espectador con sus personalísimas y a veces fantasmagóricas historias, además de literalmente, hacerlos partícipes en el escenario.

“Yo busco que los actores le abonen a su personaje, que lo hagan crecer; en este texto, la conexión con los artistas fue mágica, no encuentro las palabras precisas para describir esa cascada de emociones que llegó a mí, justo en el momento en el que se acomodaban las cosas”, compartió Pinzón al salir de la función.

Talentos locales VS desinterés municipal

Como en un efecto de redes, es que el director Pinzón tiene la oportunidad de conocer a nuevos talentos, pues al inicio de cada proyecto, los actores que ya conoce, siempre le presentan a gente con inquietudes por el teatro, además de que al final de la función, mantiene un buzón de comentarios, en los cuales algunas personas han dejado sus teléfonos, buscando una oportunidad.

“Aunque si tengo una compañía de teatro llamada Máscaras, los artistas que participan en cada uno de mis proyectos se van sumando, lo que no significa que se casen en una exclusividad conmigo, ellos pueden participar en otros proyectos, siempre y que, cuando estén en alguno de los míos, realmente se concentren”, enfatizó.

A los artistas, Pinzón les exige que den lo mejor en cada presentación, pues esta obra tiene un costo (como regularmente debería suceder), aunque cabe destacar, el total de las ganancias serán donadas a la Casa de Día de San José del Cabo.

En estas funciones a beneficio, ninguno de los actores, ni el director, cobraron nada por realizar seis fechas, incluso el diseño de los carteles y las fotografías salieron del bolsillo de Pinzón, lo único que correspondía por la parte oficial, era hacer la labor de promoción y divulgación, es decir, los carteles, mismos que no sólo llegaron después del estreno, sino que realmente casi son inexistentes en el municipio.

Aunque la gente no está acostumbrada a pagar por ver los espectáculos, el no hacerlo desvaloriza el trabajo de los artistas y mal acostumbra a los servidores públicos, pues consideran que la cultura y el arte deben ser gratuitos para el pueblo, cuando en realidad ellos tienen la posibilidad de conseguir los recursos para pagarla y regalársela a los habitantes.

“Dirección de Cultura debería de aprender a bajar recursos federales para con ellos analizar los proyectos que existen entre los artistas locales y pagar con estos recursos por ellos, para entonces darlos gratis a los habitantes del municipio; pues año con año los recursos se esfuman sólo porque hay alguien en la silla que no sabe cómo desempeñar su función”, advirtió el maestro Gil Pinzón.

Es poco elegante y causa conflictos cuando se realizan paros y marchas, sin embargo, los trámites protocolarios y engorrosos, como los oficios, -que a los funcionarios se les terminan traspapelando en su escritorio-, en algún momento, como a los maestros, orillaron a los artistas a realizar marchas; el hecho es ¿para qué solicitan el protocolo si no lo saben ejercer?

Tanto para la cabeza del municipio, como para los funcionarios y los propios ciudadanos, es negativo contar con servidores que están ocupando un puesto que no saben desempeñar, pues hacen quedar mal a todos los cabeños, cuando en realidad son la mayoría quienes buscan admirar espectáculos de calidad.

Al viajar a otros estados de la República, la posibilidad de apreciar el arte local es latente, pues ayuda a comprender mejor la cultura de ese lugar, a hacerla propia, raro es ir a ver a artistas de la televisión, situación que desafortunadamente no ocurre en Los Cabos, municipio que debería de ser multicultural, pero que por el desinterés de los servidores públicos, no lo es.

Claro está que ningún artista esperará tres años a que cambie la administración para poder realizar sus proyectos, cuando su vida es el arte y los servidores son pasajeros, sostiene Pinzón, mientras advierte que sus ganas de llegar a la gente, no lo dejarán de brazos cruzados, entonces es cuando se tienen que tocar puertas e insistir en hacer llamadas para lograr sus objetivos.

¿Quién es Richard Gil Pinzón?

Inquieto como escritor, pues desde los 13 años hizo sus primeros guiones, el director teatral originario de Acapulco, Guerrero, llegó a Los Cabos en agosto del 2007, para en diciembre, ya estar presentando dos pastorelas, “entonces había apertura y los espacios, ahora te cobran hasta por ensayar”.

Además, es licenciado en primaria y como cuenta con maestría, imparte clases en la escuela normal, donde da la materia de observación y práctica escolar, sin embargo, su mayor pasión es el teatro.

En la administración pasada logró que su curriculum rindiera frutos y el Director de Cultura en ese entonces, Alan Castro, le apoyó en la realización de varios de sus proyectos, como el musical “José y su Túnica Multicolor, “De Acá de Este Lado” e incluso participó como parte del elenco de “Jesucristo Superestrella”.

Para contactar al maestro/director puede agregarlo en su red social de Facebook/mascarasloscabos o Richard Gil Pinzón; también puede contactarlo a su celular 624 168 50 77.

¡Comparte!

* * *