REPORTAJE / Prevención de la violencia

Pamela Padilla Soto 

Primer foro tras capacitación a funcionarios y ciudadanos con recursos Subsemun.

Primer foro tras capacitación a funcionarios y ciudadanos con recursos Subsemun.

Las raíces de la violencia y de la delincuencia son muchas y de diferente naturaleza, es decir, tienen múltiples causas y el mismo número de alternativas de solución, por lo tanto el prevenir la violencia implica poder atacar y atender en conjunto todas las problemáticas desde sus raíces.

 A consecuencia de lo anterior, por primera vez en los años noventa, la Organización Mundial de la Salud, OMS, pone en la agenda mundial el tema de prevención de la violencia, como un problema en las comunidades, por lo que se comienzan a realizar una serie de estudios y entre otras conclusiones, se afirma que la violencia puede y debe prevenirse.

 Lo anterior, a partir de la perspectiva de género durante los procesos, puesto que en cuanto a violencia y seguridad, las mujeres tenemos ciertos riesgos y necesidades, mientras que los hombres cuentan con otras, mismas que deben ser encaradas, enfocadas y atendidas con medidas específicas.

 “También se entiende que la violencia debe prevenirse desde ámbitos comunitarios, con la participación de la ciudadanía, por eso hablamos de prevención, de redes y por eso todos y todas ustedes y esperamos que en el futuro sean más, están invitados a conocer, a ser parte de este proceso que se inicia en Los Cabos”, manifestó Mariana Bello, representante del Observatorio Ciudadano de Cancún, durante su ponencia en el primer Foro para la Prevención y Participación Ciudadana, celebrado el viernes 23 de marzo, en San José del Cabo.

 Agregó que las diversas causas de la violencia provienen desde cada individuo, pues tenemos historias en lo particular y en lo familiar, consideradas como factores de riesgo que repercuten en la comunidad, sociedad e instituciones y que por lo tanto, con la finalidad de que cubran toda su complejidad multifactorial, deben ser tomadas en cuenta al momento de realizar políticas públicas, acciones y proyectos.

 La violencia cotidiana tiene como raíz la desigualdad e inequidades en el acceso a la educación, a la salud y al empleo, factores que causan frustración y desánimo entre los habitantes, haciéndolos propensos a caer en conductas que cultiven a las sociedades más violentas.

 Existen muchas manifestaciones de violencia que están tipificadas como delito o que lo son, pero que por los niveles de impunidad no se tipifican, tal y como ocurría con el maltrato intrafamiliar, que como ocurría dentro de las casas, se trataba como un asunto privado donde el estado no intervenía, pero gracias al trabajo en favor de la igualdad, “hoy por hoy la violencia familiar, contra los niños y mujeres es un delito”, sostuvo la maestra Bello.

La prevención sólo se logra de la mano de la participación ciudadana

 Las manifestaciones violentas deben prevenirse desde la desigualdad, tomando en cuenta los contextos culturales, sociales, económicos, demográficos, urbanos y jurídicos en los que vivimos, para que de la mano de autoridades y ciudadanos, se mantengan alertas para no ser tomados por sorpresa y evitar la violencia se convierta en un mal asentado.

 Mariana Bello agregó que a nivel mundial, se ha comprobado que todas las acciones de prevención realizadas desde el ámbito gubernamental tienen éxito, son eficaces, sustentables, reales, siempre y cuando vayan diseñadas de la mano de la ciudadanía.

 Tal y como lo señala la recién salida del horno, el pasado 25 de enero, Ley General para la Prevención Social, la Violencia y la Delincuencia en México, que establece que los tres niveles de gobierno están obligados a que juntos, con acciones armonizadas, diseñen políticas públicas para la prevención de la delincuencia, también que es necesaria la participación ciudadana para su evaluación.

 La maestra Bello aseguró que para prevenir se requiere el liderazgo de las autoridades locales, quienes por medio de un puntual diagnóstico, deben mantener informada a la población acerca de las problemáticas que ocurren, de otra forma esos esfuerzos se difuminan.

 Primer foro tras capacitación a funcionarios y ciudadanos con recursos Subsemun

 A partir del año 2011, el Subsidio para la Seguridad de los Municipios, SUBSEMUN  decidió apostar el diez por ciento del total de sus recursos en seguridad, a la prevención y aunque los resultados fueron pocos, en este 2012, duplicaron el monto a un 20 por ciento, precisamente para reforzar la capacitación a funcionarios, las redes sociales y los consejos de prevención.

 “El autoritarismo es el mejor camino, el más recto, para la violación de todos los derechos, de tal manera que es un enorme reto para todos y todas nosotros, que la prevención es un camino que podemos hacer, necesitamos apurarnos rápidamente para defender ese 20 por ciento y demostrar que sí funciona”, destacó Celina Izquierdo Sánchez, Secretaria Técnica del Observatorio Ciudadano de Cancún y representante de la Universidad del Caribe.

 Los 145 ciudadanos de las 22 diferentes colonias, quienes conforman la primera red social en Los Cabos, apuestan por dejar el desánimo al lado, para darle otra oportunidad a las autoridades, siempre y cuando su trato se base en el respeto a los derechos humanos, para así lograr la seguridad de sus comunidades, por medio de la supervisión del cumplimiento de los proyectos específicos que propongan los funcionarios.

 Izquierdo puntualizó, que en el cierre de esta primera etapa se cuenta con ciudadanos y funcionarios capacitados, estos últimos dentro de un marco lógico, que plantea cuáles son los problemas, cómo se van a atender, cuáles son los cambios a generar, cómo se medirán, así como resultados esperados, para gestionar recursos ante organismos internacionales.


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.