Terrenos en Cabo San Lucas

Cáncer de mama (4)

mastografia

Los tumores pueden ser sólidos o quísticos y ambos tienen que ser estudiados; mientras los quísticos pueden ser extirpados, hay algunos de contenido líquido que se pueden analizar por medio de una punción.

San José del Cabo, BCS.- La Organización Mundial de la Salud (OMS) estimó que alrededor de 84 millones de personas morirán a causa de esta enfermedad entre los años 2005 y 2015, por lo que su mensaje clave dice: “la detección precoz, a fin de mejorar el pronóstico y la supervivencia de los casos de cáncer de mama, sigue siendo la piedra angular de la lucha contra este cáncer”.

El cáncer es un desarrollo acelerado y desorganizado de la arquitectura de las células; en el caso particular del de mama, ocupa el primer lugar de muerte en las mujeres a nivel mundial, desplazando las estadísticas del cáncer cervicouterino.

Hay cifras que indican que en México, mueren diariamente 13 mujeres por este padecimiento y que cada vez se presentan casos en edades más jóvenes.

Según el último registro del 2012 del INEGI, en Baja California Sur se reportaron 30 fallecimientos de mujeres por cáncer de mama, tres de ellos en Comondú, uno en Mulegé, 22 en La Paz y cuatro en Los Cabos.

A diferencia de lo que se pudiera esperar, es en los países más desarrollados donde se tienen las mayores incidencias, según estudios realizados, debido a que las mujeres consumen más tabaco, alcohol y llevan una vida más sedentaria, debido a sus diversas actividades laborales; además consumen productos con bajos contenidos de fibras y mayores productos con grasas saturadas.

La importancia de conocer los factores de riesgo

Los factores de riesgo son múltiples, de ahí la importancia de que las mujeres puedan reconocer los modificables y los que no lo son, pudiéndose encuadrar en cuatro grupos: biológicos, ambientales, relacionados a la vida reproductiva y al estilo de vida.

Los biológicos son aquellos que no se pueden modificar ni cambiar, como el hecho de ser mujer, pues de 100 mujeres a un hombre le da cáncer de mama; otro es el envejecimiento, principalmente entre mujeres de 40 a 60 años de edad; así como los hereditarios, sobre todo cuando la abuela, mamá o hermana hayan padecido o fallecido por este tipo de cáncer. En este último caso se les recomienda realizarse una mastrografía 10 años antes de la edad en la que se le detectó a su familiar.

Dentro de los ambientales, se deben considerar aquellas mujeres sometidas a alguna radiación fuerte, a decir de la directora municipal de Salud de Los Cabos, Xóchitl Ochoa Mendivil, la norma oficial mexicana 041, indica que incluso las radiaciones intrauterinas pueden perjudicar y alterar lo que el factor genético, desarrollando un cáncer.

De vida reproductiva, las mujeres con menopausia y que duran más de cinco años con tratamiento hormonal; aquellas que no tuvieron hijos o que su primer embarazo fue a partir de los 30 años de edad; que la primera menstruación haya comenzado antes de los 12 años de edad y que haya permanecido hasta después de los 52; así como el no haber amamantado.

Los relacionados al estilo de vida como el sedentarismo, alcoholismo, una dieta alta en el consumo de grasas y productos derivados de animales, así como la baja ingesta de fibra, sin cereales, frutas o verduras, son factores que se pueden modificar.

“Si tengo más de 30 años de edad y cuento con dos o tres de estos factores de riesgo, es importante prevenir, es decir, realizar la autoexploración una vez al mes, además de acudir con el médico a que haga la exploración clínica anual, ya que si bien traes los factores genéticos, sí se puede curar cuando se detecta a tiempo”, manifestó la doctora Ochoa.

El 80 por ciento de los aproximadamente cuatro mil decesos anuales por cáncer de mama a nivel nacional, no se pudieron combatir porque se detectaron en una etapa tardía.

Signos, síntomas y autoexploración

Además de conocer los factores de riesgo, es de relevancia que las mujeres aprendan a realizarse la autoexploración, la cual debe hacerse desde iniciado su período menstrual, hasta diez días después, tiene que ser de forma muy ordenada, porque un tumorcito de un centímetro puede ser un cáncer y entre más pronto se diagnostique son mayores las probabilidades de respetar el seno.

“Sino te tocas nunca vas a descubrir una tumoración, porque generalmente no es dolorosa, un nódulo pequeño de un centímetro puede ser un cáncer que te puede quitar un seno o tu vida, ya que desde que las células se desarrollan hasta que tocas una bolita, ya transcurrieron siete años”, destacó la doctora Ochoa Mendivil.

La autoexploración debe verse, tocarse y sentirse, no debe realizarse a diario, con una vez al mes basta y lo más indicado es enseñarlo desde la adolescencia, con el objetivo de que la mujer conozca su propio cuerpo, así logrará reconocer una diferencia previa a los médicos.

Para ver, hay que poner las manos sobre la cintura y presionar, para notar si los músculos pectorales jalan tu piel, así como si hay cambios de coloración o piel de naranja, escamas en el pezón, hundimientos o abultamientos salientes en el seno y secreción.

Luego es importante que tanto paradas como recostadas, pongan la mano en la nuca y en el sentido del reloj, desde donde marca las 12 horas en la parte más aislada del pezón, con los dedos índice y medio, ir tocando de forma profunda hasta la parrilla costal, con movimientos circulares como si fuera un caracol, hasta llegar al centro del pezón, para al final presionarlo y ver si sale algún tipo de secreción.

Características de los tumores

Los tumores pueden ser sólidos o quísticos y ambos tienen que ser estudiados; mientras los quísticos pueden ser extirpados, hay algunos de contenido líquido que se pueden analizar por medio de una punción.

Mientras las características de un tumor benigno es que duele, tiene movilidad y se siente suave, uno maligno está adherido al plano profundo, puede ser desde el tamaño y consistencia sólida como de una canica, además de ser fijo, pues no se mueve ni se desliza por la piel y no origina dolor.

Por lo anterior, es necesario que de sentirse algún nódulo, las mujeres menores a 40 años se realicen un ultrasonido, mientras que a partir de los 40, cada dos años, se hagan una mastrografía; todos los estudios con la intención de que el médico detecte alguna lesión.

En Los Cabos, actualmente se trabaja en una campaña de mastrografías gratuitas, que además de realizar el estudio, brinda capacitación a las mujeres, a través de un curso taller, donde les enseñan a realizarse la autoexploración, qué es el cáncer de mama y cuáles son sus factores de riesgo, con el objetivo de que transmitan estos conocimientos con amigas o familiares.

Si alguna de las mujeres resultan con alguna lesión, el municipio se encargará de transferirlas a la institución de salud de su derechohabiencia y si no tienen, las afiliarán al Seguro Popular; en caso de que esto les genere algún costo, se gestionara a través del municipio.

No olviden estar al pendientes de las marchas que se realizarán el próximo 19 de octubre, Día Internacional de la lucha contra el Cáncer de Mama.


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.