Genealogía del Narcotráfico (1 de 5) – Primera generación: El inicio

 

 

Por Ricardo de la O.

 

Cruzó todas las fronteras por el lado americano
lo mismo entraba por Texas que por avión a Chicago;
hizo historia en California porque Pedro si era bravo.”

-Adán Chalino Sánchez. “Corrido de Pedro Avilés.”

 

Primero que nada quiero aclarar que este no es un artículo de opinión. Es una recopilación cronológica que empecé accidentalmente y he ido expandiendo poco a poco en mis ratos libres. Sé que varias de mis descripciones les parecerán a algunos una exaltación o admiración hacía los narcotraficantes. No hay tal. No apoyo ni comulgo con el narcotráfico, pero es iluso pensar que el narcotráfico no forma parte de nuestra cultura, de nuestra historia y si me apuran, de nuestra tradición.

No sé ustedes, pero siempre he tenido una debilidad por las precuelas. Ya sea en películas, libros o noticias, soy un apasionado por conocer los orígenes de los personajes. En este caso, las noticias de ejecuciones me traían dudas muy precisas. ¿Cómo fue que empezó todo? ¿Cuándo comenzó el Chapo? ¿Qué ocasionó la guerra entre cárteles? ¿Quién fundó el Cártel del Golfo? ¿Quiénes fueron los jefes de estos jefes que ahora tienen al país entre sus manos?

Quería hacer una especie de árbol genealógico que se remontara al origen de los cárteles. Imposible. Las conexiones que rigen al narcotráfico son demasiadas. No he logrado forma alguna de construir un diagrama ordenado alrededor de ningún personaje. Demasiadas líneas, demasiados familiares, uniones, quiebres, alianzas. No me queda otra que platicar una historia lo más ordenada posible, y esperar no confundirme en el proceso.

Primera Generación del Narcotráfico: El Inicio

Está claro que el tráfico de sustancias prohibidas tiene muchísimo tiempo y que nunca podríamos remontarnos a su origen. Pero lo que aquí intento platicar son los inicios del narcotráfico como organización, como estructura social más que como actividad delictiva.

Y aunque en realidad hubo más, me voy a enfocar en dos símbolos que comenzaron todo. Dos solitarios lobos que lograron convertir el vulgar contrabando en una estructura organizacional a la que se le define vagamente como “crimen organizado”.

Estos hombres son Juan Nepomuceno Guerra y Pedro Avilés Pérez. Cada uno empezó por su lado, uno del lado del Golfo, otro del lado del Pacífico. En esos tiempos el país aún era muy grande y dos organizaciones aún podían coexistir fácilmente sin tener que competir.

Juan Nepomuceno Guerra – Zona del Golfo.

Conexiones familiares: Tío directo de Juan García Abrego

Nacido en 1915, desde finales de los 30’s empezó a contrabandear whisky a EUA a través de Tamaulipas y Nuevo León. Por ahí de los 50’s comenzó a ocupar ayudantes para que le cruzaran la mercancía pues él se quedaba del lado mexicano con los proveedores como garantía hasta que el producto era entregado.

Es difícil saber en que momento su organización tomó forma, pero a diferencia de Pedro Avilés, el inmediatamente empezó a sobornar a altos mandos en México para facilitar el crecimiento de su grupo.

Entre sus múltiples conexiones de la época (1958-1964), destaca la de Raul Salinas Lozano (padre de Carlos Salinas) y la de Joaquín Hernández, La Quina (Futuro líder petrolero). Gracias a ellos, Juan N. Guerra logró convertir su grupo en una organización integral de narcotráfico que a la larga tomaría un nombre: Cártel del Golfo. Además de eso, acogió en el grupo y enseñó todo lo que sabía a su sobrino y mano derecha, Juan García Abrego.

Pedro Avilés Pérez – Zona del Pacífico

Conexiones familiares: Tío directo de Joaquín “el Chapo” Guzman y de Jesús Labra “Don Chuy”.

Pionero del narcotráfico a gran escala, comenzó en la década de los 60s. Su área de acción era Tijuana y Chihuahua. Lo que no podía lograr por corrupción como Juan N Guerra, lo lograba con medios alternos. Avilés fue el primero en utilizar aviones para contrabandear drogas a Estados Unidos.

Entre los principales miembros de su organización estaban:

Ernesto Fonseca Carrillo “Don Neto” – Tesorero;

+Conexiones familiares: Tío directo de Amado Carrillo, Padrino de Rafael Caro Quintero

+Un sujeto a simple vista primitivo, con pinta del clásico bandido de montaña. La realidad es que era un hombre pensativo y de trato amable.

Rafael Caro Quintero – Capataz

+Conexiones familiares: Primo segundo de Sandra Ávila Beltrán “La Reina del Pacífico”, Primo segundo de Amado Carrillo, sobrino de Lamberto Quintero (Si, el del corrido), ahijado de “Don Neto”.

+Comenzó en la organización desde los 12 años. Conocido por su valentía y su “cara de niño” tratándose de tú a tú con cualquier persona a pesar de su edad.

Juan José Esparragoza Moreno “El Azul” – Transportador

+ Conexiones familiares: Concuño y compadre del “Chapo” Guzman, compadre del Ismael “el Mayo” Zambada, compadre de Amado Carrillo, suegro de una hermana Beltran Leyva.

+Alegre, tomador, bromista, el clásico tipo que “inspira confianza”. (Para muestra, tan sólo vean cuantos lo han “acompadrado”) Pongan mucha atención a este sujeto.

Miguel Ángel Félix Gallardo – Policía estatal de Sinaloa y guardia de Leopoldo Sánchez, gobernador de Sinaloa.

+Conexiones familiares: Tío directo de Sandra Ávila Beltrán “La Reina del Pacífico”, se creía que era tío de los hermanos Arellano Félix (Falso)

.

+Félix Gallardo era el encargado de hacer tratos con funcionarios clave y de presentar a Caro Quintero y a Fonseca con políticos poderosos.

¿Qué marcó el fin de la generación?

-A finales de los 70’s y a sus más de 60 años, Juan Nepomuceno adquiere serios problemas de salud y le cede paulatinamente el control del cártel del Golfo a su sobrino Juan García Abrego.

-Del otro lado del país, Pedro Avilés muere el 15 de septiembre de 1978 en un tiroteo con la policía. La organización, que nunca tuvo una identidad definida, estuvo a punto de desmembrarse. Sin embargo, Miguel Ángel Félix Gallardo, el policia, tomó a tiempo las riendas para abrirse paso a una nueva generación: La generación dorada del narcotráfico.

Siguiente artículo

¡Comparte!

* * *