En la memoria de un pescador

Memorias de un pescador

Castro Miranda publicó en 2005 el compendio de relatos Memorias de un cachanía, y en 2009 ganó el primer lugar en el Primer Concurso Nacional Literario Memorias del Viejo y el Mar, entregado por la Secretaría de Marina (SEMAR).

La Paz, Baja California Sur.- Un libro que moja, muerde, impresiona. Guillermo Castro Miranda escribe su segunda obra, Memorias de un pescador en el Golfo de California, desde el asombro. Este martes 7 de mayo fue presentada su compilación ilustrada de relatos por el Instituto Sudcaliforniano de Cultura (ISC) en el Centro Cultural La Paz (CCLP), donde la voz de 75 años del autor trasmutó en experiencia vívida.

El señor Castro Miranda es un hombre que dedicó medio siglo a la pesca. Oriundo de Santa Rosalía, no contó con la fortuna de asistir a la escuela, apropiándose empíricamente de la sabiduría del mar, del vulgo, los colores del aire. Sin embargo, don Guillermo no necesitó de la Secretaría de Educación Pública (SEP) para escribir un libro de narraciones por demás sinceras, sinestésicas, donde los tropos son naturales, sin pretensiones sublimes, sino terrenales.

“Yo no tuve la oportunidad de ir a la escuela, pero sí tuve la inquietud de dar a conocer todas la maravillas que yo miré de niño, de joven, en el mar. Ver tanto pescado, tiburón, langostas […] Desde muy pequeño me quedé admirado del mar que tenía frente a mi pueblo, admirado por la riqueza de este mar […] En mi pueblo no había bancos, no los necesitábamos porque la riqueza la teníamos en el mar […] El robo no se conocía […] Me crié entre pescadores, unas personas muy ignorantes, la mayoría no sabía escribir, no sabía leer, pero era gente honrada, no era embustera, no tenía malos hábitos […] Namás sacábamos la panga al agua, íbamos a traer lo suficiente para tres cuatro días, ya después que gastábamos eso íbamos por más. No nos preocupábamos por nada, por nada nos preocupábamos. Nunca pensé que esa riqueza pesquera la fuéramos a derrochar en tan sólo cincuenta años. Nunca pensé”.

Castro Miranda publicó en 2005 el compendio de relatos Memorias de un cachanía, y en 2009 ganó el primer lugar en el Primer Concurso Nacional Literario Memorias del Viejo y el Mar, entregado por la Secretaría de Marina (SEMAR). Su intención, insiste, es legar sus vivencias, no inventar historias. Incluso precisa: “Odio la ciencia ficción, odio las mentiras”.

Así, el ahora escritor, antes pescador, pero siempre hombre de mar, envía un mensaje a sus compañeros que surcan las mareas día a día para sostener a sus familias:

“Que se trate de cuidar las especies marinas que aún quedan todavía, que los pescadores no sigan matando las crías. Hay que dejarlo, porque van a acabar de cualquier manera con toda la fauna marina. Van a tener que buscar otro trabajo porque no hay peces […] Yo no sé cómo los gobiernos hablan de productividad pesquera, hacen planes de la pesca, siendo que la pesca ya casi está en ruinas”.

Para finalizar, cuando se le preguntó, según su experiencia, más o menos cuánto nos queda de esa bella diversidad marina que él alguna vez disfrutó, simplemente río de repente y dijo: “Jejeje, nada, casi nada. De lo que yo vi no queda nada”.


* * *


Una Respuesta de En la memoria de un pescador

  1. escritor frustrado 09/05/2013 en 6:25 AM

    siempre he dicho que los mejores libros los escriben personas como estas, ya que el chiste de leer es conocer areas que uno no esta habituado y se imagina lo que les pasan a estas personas, por eso aunque estudien y estudien para ser escritores y no tienen experiencia en una area, no podran transmitir esas situaciones

Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.