Don Pilas, no se hace rosca
Don Pilas
El panadero más conocido de San José del Cabo, “Don Pilas”, comparte con Peninsular Digital detalles de sus recetas y de cómo elabora la rosca para que año tras año, sigan siendo las preferidas por los josefinos en el Día de Reyes.

San José del Cabo, Baja California Sur.- Pilar de León, mejor conocido como Don Pilas, es famoso por su panadería que por más de 40 años, aún se mantiene siendo una de las preferidas de los josefinos, sobre todo en temporadas como el Día de Reyes, cuando preparan exquisitas roscas, incluso algunas rellenas de queso philadelphia.

A decir de Don Pilas, el secreto de continuar encabezando la preferencia de los cabeños, es que aún preparan recetas caseras, precisamente como la rosca de reyes, mezcla en la que trabaja con sus propias manos, durante el día y la noche previa a dicho festejo.

“Todo el pan casero que hacemos es casero, no se le ponen mejorantes como otros, porque los mismos proveedores nos ofrecen los mejorantes, aquí molemos la canela y el huevo es natural, todo de primera calidad, pues se trata de competir con calidad para que la gente regrese”, puntualizó.

Originario de Autlán de la Grana, Jalisco, desde niño aprendió las recetas de uno de sus tíos, también de oficio panadero, por lo que a sus 14 años ya laboraba en una panadería de Guadalajara y ya con la mayoría de edad, partir a continuar su profesión en Manzanillo, Colima y en el año de 1962 llegar a San José del Cabo.

Compartió que también trabajó en la panadería La Colimense, en la ciudad de La Paz, pero finalmente en 1970 decidió regresarse a la cabecera municipal de Los Cabos, a emprender su propio negocio en ese entonces ubicado sobre la avenida Manuel Doblado, en el centro; unos años más tarde, se hizo de su propio terreno en la colonia 1ro de Mayo, donde acondicionó la panadería que lleva el mismo nombre y que a todas horas del día es visitada por locales.

Regresando a la rosca de reyes, detalló que se trabajan por pedido, pero al mismo tiempo se elaboran otras tantas para tener disponibles en la panadería, a cada una de las cuales se les agrega mucha mantequilla y frutas como la biznaga, acitrón rojo, acitrón verde, higo, nuez y cerezas; se hacen tres diferentes tamaños, la chica de 90 pesos, mediana de 180 y grande de 260.

En las roscas dijo, regularmente se colocan seis muñequitos, pero si son sobre pedido se les pone la cantidad que pidan los clientes

“Definitivamente la venta se ha reducido, si bien el año pasado hicimos 12 sacos de roscas, este año sólo elaboraremos ocho, debido a que existe una mayor competencia, por la introducción al municipio de tantos y diversos mercados, de quienes expresó, “mis respetos para sus panaderías, porque trabajan bonito”.

¡Comparte!

* * *