Terrenos en Cabo San Lucas

Vigila PROFEPA tráfico de residuos peligrosos

En punto ubicado en el kilómetro 21 de la carretera transpeninsular

residuos

Se realiza un Operativo Nacional en materia de tráfico de residuos peligrosos, con la vigilancia minuciosa de vehículos de carga en el kilómetro 21 de la carretera transpeninsular.

La Paz, Baja California Sur .- El Delegado de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente en Baja California Sur, Leonel Valerio Castro Santa Ana, informó que desde el pasado 5 y 6 de agosto del presente año en coordinación con la Policía Federal, se realiza un Operativo Nacional en materia de tráfico de residuos peligrosos, con la vigilancia minuciosa de vehículos de carga en el kilómetro 21 de la carretera transpeninsular, que es el punto de inspección interna fitosanitaria de la SAGARPA y el Recinto Aduanal de La Paz en el Puerto de Pichilingue.

Tras indicar que para protección de la gente, la flora y la fauna, esta vigilancia se mantendrá durante varios meses, y aunque hasta el momento no se hayan presentado irregularidades respecto del tráfico ilegal de residuos peligrosos el cual se vigilaron 524 vehículos de carga durante el operativo, así mismo el delegado de la PROFEPA aseguró que las acciones de prevención continuarán puntualmente para protección del medio ambiente en Baja California Sur.

Castro Santa Ana advirtió que quienes realizan transportaciones de residuos peligrosos, además de las medidas extremas de seguridad, deben contar con una autorización expedida por la SEMARNAT. Es decir, que deben cumplir los requisitos de identificación, manejo y manifiestos de entrega, transporte y recepción que establece el Reglamento de la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de Residuos.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) aseguró 135 toneladas de residuos peligrosos que eran transportadas de manera irregular y sin los permisos de ley, como resultado de su Cuarto Operativo Nacional 2014 en Puntos Carreteros, Aduanas Terrestres, Marítimas e Interiores y aeroportuarias del país.

Las acciones realizadas en coordinación con distintas dependencias también permitieron a la PROFEPA poner a disposición del Ministerio Público Federal a 3 personas, por transportar inadecuadamente dichos residuos.

Durante el operativo se revisaron 5,307 cargamentos con presuntos materiales y residuos peligrosos de mercancías reguladas por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), de los cuales, 4,464 corresponden a revisiones en puntos carreteros, 516 en aduanas marítimas y 327 en aduanas terrestres.

El Cuarto Operativo Nacional se realizó los días 6 y 7 de agosto y se enfocó principalmente a detectar comercio ilegal de residuos peligrosos a través de empresas no autorizadas para dicho fin; identificar irregularidades en el transporte de materiales y sustancias peligrosas; y asegurar un manejo ambientalmente adecuado de los mismos.

Fue coordinado por la Subprocuraduría de Inspección Industrial de la PROFEPA y contó con la participación de 251 inspectores, así como 321 elementos de distintas dependencias de seguridad: 109 de la Policía Federal (PF), 6 de la Procuraduría General de la República (PGR), 1 Ministerio Público, 43 elementos de la Policía estatal, 26 de la municipal, 83 de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), 5 de la Secretaría de Marina (SEMAR) y 48 elementos de la Administración General de Aduanas.

Cabe destacar que un residuo es considerado peligroso si aparece en la Norma Oficial Mexicana NOM-052- SEMARNAT-2005 y tiene alguna de las siguientes características: corrosividad, reactividad, inflamabilidad y toxicidad, así como envases, recipientes, embalajes que los hayan contenido y suelos contaminados con estos residuos.

El objetivo de estas acciones es evitar un posible riesgo ecológico, por el manejo inadecuado de éstos,   garantizar el cumplimiento de la normatividad aplicable en la materia, como la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos, y vigilar la aplicación Código Penal Federal.

Dicho Código dispone en su artículo 414 que se impondrá pena de uno a nueve años de prisión y de trescientos a tres mil días de multa al que ilícitamente, realice actividades de producción, almacenamiento, tráfico, importación o exportación, transporte, abandono, desecho, descarga, o efectúe cualquier otra actividad con sustancias consideradas peligrosas.

Asimismo, el Artículo 420 de ese ordenamiento señala que se impondrá pena de uno a cuatro años de prisión y de trescientos a tres mil días multa más, a quien transporte o consienta, autorice u ordene que se transporte, cualquier residuo considerado como peligroso a un destino para el que no se tenga autorización para recibirlo, almacenarlo, desecharlo o abandonarlo.


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.