Sin obras de protección no habrá desincorporación
colonia Márquez de León
Las 36 hectáreas de la colonia Márquez de León que Antorcha Campesina ha buscado desincorporar a través de la CONAGUA para familias de la zona no podrán tener ese destino si antes no se realizan obras de protección.

La Paz, Baja California Sur.- Las 36 hectáreas de la colonia Márquez de León que Antorcha Campesina ha buscado desincorporar a través de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) para familias de la zona no podrán tener ese destino si antes no se realizan obras de protección, pues el lugar se trata de una zona de riesgo, advirtió el director local del organismo Israel Camacho Gastélum.

“Esos terrenos deben desincorporarse por un procedimiento, pero antes de desincorporarse debe estar seguro uno de que no es un riesgo de inundación y un riesgo a la vida, a los bienes y a los activos de los que vayan a poblar ahí […] No podemos desincorporar para poblarse hasta que se haga una obra de protección y le dé seguridad para desincorporar ese terreno y nosotros conciliaremos con el municipio y el estado un  proyecto de urbanización, que está dentro de los programas de desarrollo de cada municipio”.

Camacho Gastélum reconoció que los antorchistas se caracterizan por exigir férreamente a los gobiernos, mas recordó que existe la ley y que en este caso se aplicará:

“Estamos en un mundo civilizado en el que tenemos que apegarnos a las leyes, normas, reglamentos […] La CONAGUA aquí y en cualquier lugar del país es una institución normativa, no podemos conceder ni ceder terrenos a particulares […] El estado verá a quién le entregará o para qué uso […] Tienen esa particularidad de aguerridos pero yo siento que la ley es para ordenar y yo les solicito que pues se ordenen de acuerdo a ese proceso […] Yo no puedo limitar ni prohibir una manifestación, están en su derecho, nada más que el objetivo y propósito que ellos persiguen CONAGUA directamente no puede resolverles”.

No obstante, señaló, la CONAGUA ya cuenta con recursos para el encauzamiento, pero ahora la pelota está en el terreno de juego de otras instancias.

“Ya conseguimos dinero para hacer el proyecto de encauzamiento, hacer el proyecto ejecutivo y de ahí depende de la gestión del municipio y el estado y los diputados federales para conseguir los recursos y hacer la obra. Una vez que se haga la obra de encauzamiento y de protección, entonces se le desincorporará al estado, porque ya hay la seguridad de que en un meteoro no va a inundar o hacer perder vidas”.

Asimismo, el director reveló que el proyecto ejecutivo de encauzamiento de los arroyos “El Piojillo” y El Calandrio”, por 600 millones de pesos, se halla en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

¡Comparte!

* * *