No son necesarios los casinos, señala alcalde cabeño

Héctor Miranda