Ni promesas falsas de las autoridades pide la ciudadanía, asegura el candidato Saúl González

No más mentiras, lo que se necesita es una ciudad digna

Inicia el Partido Verde una reconciliación con los ciudadanos olvidados por la actual administración

saul
No más mentiras, lo que se necesita es una ciudad digna, donde el ciudadano tenga autoridades comprometidas y que estas no sean ineficientes, pero sobre todo que no se beneficien los más allegados al Alcalde, como hoy sucede, señaló Saúl González.

La Paz, Baja California Sur.- Tras las visitas del candidato a la Alcaldía de La Paz, por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Saúl González Núñez en diferentes colonias, el rechazo, la decepción y el abandono de la actual administración panista , es el reflejo de los malos trabajos que han hecho durante estos casi 3 años.
El clamor de la ciudadanía se ha atendido indicó el candidato, haciendo un compromiso de entregar y trabajar un gobierno sin mentiras a su llegada a la Presidencia, donde el reflejo de un verdadero crecimiento, sea el principal trabajo que lo caracterice. El compromiso de Saúl González dijo, será también la reconciliación con el ciudadano afectado, donde en el Ayuntamiento de La Paz no encuentre trabas, rezagos ni corrupción, que actualmente lo caracteriza.

No más mentiras, lo que se necesita es una ciudad digna, donde el ciudadano tenga autoridades comprometidas y que estas no sean ineficientes, pero sobre todo que no se beneficien los más allegados al Alcalde, como hoy sucede, señaló.

El compromiso tras estas primeras semanas de campaña será, seguir visitando colonias olvidadas, casa por casa, para que conozcan el proyecto verde, el cual garantiza un cambio verdadero, sin mentiras, corrupción, cercano a la gente y preocupado por un crecimiento verdadero.

Refirió que durante el primer encuentro de candidatos este pasado viernes, la ciudadanía sigue mostrando su apoyo a los diferentes candidatos del Partido en los cuales han logrado encontrar verdaderas propuestas, allegadas a la gente.

¡Comparte!

* * *