Les fue bien a los hoteleros paceños en Puebla

Héctor Miranda