Con charla a cargo de la CEDH

Capacitan a personal de la SS en temas de la violencia obstétrica
cedh
La Comisión Estatal de Derechos Humanos ofreció plática a personal de la subdirección de salud reproductiva y equidad de género de la Secretaría de Salud.

La Paz, Baja California Sur .- Con el objetivo de concientizar en materia de derechos humanos y fomentar una cultura de respeto, la Comisión Estatal de Derechos Humanos a través de su área de capacitación a cargo de Erick Marcelo Leggs, ofreció plática a personal de la subdirección de salud reproductiva y equidad de género de la Secretaría de Salud, a través de la capacitadora Dannially Alexandra Ortega Borquez quien aseguró que la violencia obstétrica es una forma específica de violencia contra las mujeres que constituye una violación a los derechos humanos.

Durante su disertación, Ortega Borquez aseguró que esto se genera en el ámbito de la atención del embarazo, parto y posparto en los servicios de salud públicos y privados, y consiste en cualquier acción u omisión por parte del personal del Sistema Nacional de Salud que cause un daño físico y/o psicológico a la mujer durante el embarazo, parto y puerperio, que se exprese en la falta de acceso a servicios de salud reproductiva, un trato cruel, inhumano o degradante, o un abuso de medicalización, menoscabando la capacidad de decidir de manera libre e informada sobre dichos procesos reproductivos.

Explicó que las manifestaciones de violencia obstétrica pueden abarcar: desde regaños, burlas, ironías, insultos, amenazas, humillaciones, manipulación de la información y negación al tratamiento, sin referir a otros servicios para recibir asistencia oportuna, aplazamiento de la atención médica urgente, indiferencia frente a sus solicitudes o reclamos, no consultarlas o informarlas sobre las decisiones que se van tomando en el curso del trabajo de parto, utilizarlas como recurso didáctico sin ningún respeto a su dignidad humana, el manejo del dolor, durante el trabajo de parto, como castigo y la coacción para obtener su consentimiento, hasta formas en las que es posible constatar que se ha causado daño deliberado a la salud de la afectada, o bien que se ha incurrido en una violación aún más grave de sus derechos.

La Comisión Estatal de Derechos Humanos a través de su presidenta Lizeth Collins Collins está empeñada en llevar, no solamente a nivel de servidores públicos, sino a instituciones educativas todo tipo de conferencias relacionada con  la violación a los derechos humanos, señalo la conferencista, quien añadió, que de acuerdo a personas expertas en el tema identifican dos modalidades de violencia obstétrica.

Por un lado, la física, que se configura cuando se realizan prácticas invasivas y suministro de medicación no justificadas por el estado de salud, o cuando no se respetan los tiempos ni las posibilidades del parto biológico.

Recordó que la Organización Mundial de la Salud ha hecho público una serie de lineamientos que ha clasificado como: 1. Prácticas evidentemente útiles, que tendrían que ser promovidas. 2. Prácticas claramente perjudiciales o ineficaces, que habría que eliminar. 3. Prácticas sobre las que no existe una clara evidencia para fomentarlas y que deberían usarse con cautela hasta que nuevos estudios clarifiquen el tema. 4. Prácticas que con frecuencia se utilizan inadecuadamente.

En tanto que entre las prácticas recomendadas destacan, entre otras: no hacer intervenciones médicas innecesarias, es decir no hacer episiotomía, rasurado, monitoreo fetal y enema como prácticas de rutina; restringir el uso de oxitocina, analgesia y anestesia; mantener la tasa de cesáreas recomendada por la OMS: máximo entre 10 y 15 por ciento de los nacimientos.

¡Comparte!

* * *